martes, 5 de octubre de 2010

Gran Torino y Million Dollar Baby (Clint Eastwood)

Pedro: Por fin sacas a la palestra una película de Eastwood. Es que es Dios.
Dios (distraído, ojeando el blog El Cine Imperfecto): No, Dios soy yo. Eastwood es mortal.
Pedro (excitadísimo): ¡Pero su obra es inmortal!
Dios: …


Ante el revelador silencio de Dios, me veo en la obligación de tomar la palabra. Su testigo. Bien, hablemos de Clint Eastwood. Del director-actor, maestro del séptimo arte y pintor de auténticos Guernikas technicolores. CLINT EASTWOOD. En mayúsculas, porque lo merece. ¿Qué se puede decir de él? 80 años bien llevados, una vida fructífera (8 hijos, innumerables películas) y suficientes Óscars como para hacernos caer de rodillas y reverenciarle in secula seculorum. Amen.

Dios: Ejem, ejem.

Ehmmm, sí, es verdad, ni de coña vamos a loar a el bueno. Sobretodo porque nos ha vendido al menos dos veces el mismo producto. Ya sabéis de qué hablo: de Gran Torino y Million Dollar Baby.

Gran Torino: encontramos a un anciano amargado, un tipo duro ex militar de la Guerra de Corea.
Million Dollar Baby: el mismo viejo triste, decepcionado de la vida, entrenador de boxeo.

Gran Torino: el anciano se cruza con alguien con una vida aún más deshecha que la suya, un niño amarillo al que los chicos del barrio maltratan.
Million Dollar Baby: el entrenador ayuda aquí a la versión femenina del vietnamita: una joven con una familia que no le quiere, con un empleo de mierda, a quien la sociedad obvia.

¿Lo vais pillando?

Gran Torino: el viejo, con su disciplina y su sabiduría de chamán sioux, ayuda al joven y lo apadrina mediante un gesto muy paternal: le regala su primer coche, el Ford Gran Torino.
Million Dollar Baby: bis, pero aquí el gesto paternal se traduce en darle a la mujer un nombre de guerra, aunque muy azucarado. El apodo cariñoso que pondría un pelirrojo irlandés a su niña mecida al son de las bombas del I.R.A: Mo Cuishle (en gaélico, 'Mi amor, mi sangre').

Gran Torino: el anciano desea y provoca su muerte (¡gracias por spoilear, Aaron!) para ayudar al joven. Este gesto precipita el final de la película.
Million Dollar Baby: Clint desea y provoca la muerte de la joven para terminar su sufrimiento, cerrar la historia y que aparezcan ya los créditos.


Dios: Ahí le das dado. Te perdono el nombre judío.
Aaron: Gracias, jefe.
Dios: Ha estado feo llamar Dios a Eastwood.
Aaron: Sí, todo el mundo sabe que Brad Pitt es Dios.


Próxima crítica: El hombre tranquilo, de John Ford.

21 comentarios:

Pedro Max dijo...

Jejeje Carlos, gracias por hacerme partícipe en tu crítica...ya tendremos una pequeña charla tú y yo... para mal, claro está... no, pero me gusta que me "fusiles" lo de la charla con Dios, no está nada mal.

Jejeje...

Anónimo dijo...

Has dado en el clavo, bribón. Vi las dos pelis y disfruté con ellas. Más con "Gran Torino", que me pareció brutal, pero también con "Million...", ya que soy un gran amante de las pelis de boxeo. Sacas unas similitudes que en su día no las vi pero que ahora, después de leer tu post, son evidentes. Hombres de caracter, solitarios, malhumorados y de vuelta de todo, pero con corazón y bondad, dispuestos a ayudar al prójimo necesitado. Así son los dos viejos cascarrabias que ayudan a la joven boxeadora y al pobre chinarro. Chapeu.
Guille White

Anónimo dijo...

Por desgracia o fortuna he visto pocas películas de Eastwood, que recuerde ahora mismo, estas dos y 'Los puentes de Madisson' (jaja). Estoy contigo, 'Million Dollar Baby' y 'Gran Torino'son idénticas. Su papel de hombre mayor, de vuelta de todo, con carácter agrio y amargado, que esconde un gran corazón caritativo, en su día atrajo y vendió a todo tipo de masas. Y no me importa decir que 'Gran Torino' me gusto mucho. Pero, aborrezco que juegue con la falsa moral, en 'Los puentes de Madisson' hace lo mismo. En este aspecto, esta bien que juegues con la palabra Dios. Solo un apunte: ¡Ni de broma Brad Pitt es Dios! De 'Dios', solo tiene el cuerpo (una especie de Adonis), pero como actor y marido es muy deplorable.

mahmud dijo...

Oh Aarón, Santo Varón! Que suerte ha tenido Dios contigo que le ayudas a explicarse. Si no fuera por ti, creo que se habría quedado en blanco... (que coño, deberian hacerte Papa). Está bastante bien la crítica a Clint E., ya que las peliculas no las has criticado: decir que dos peliculas se parecen es como decir que dos coches son similares, pero...y el trasfondo? Te ha gustado? Crees que la pelicula (cualquiera de las dos) transmite bien su mensaje? Por favor Aaron, respondeme! Necesito que "la palabra de Dios" (que cachondo soy,eh?) ilumine mi camino y me enseñe cual es la dirección correcta! Me interesa saber si este coche corre más que aquel! Y me importa menos si los dos son rojos o van de viejos cascarrabias. Creo que un poco más profundo hay más peces...

Aaron dijo...

Mahmud, viejo pirata, me gustó la estética de ambas películas, porque son lo mismo. Ahora bien, de decantarme, preferiría 'Gran Torino' por algunas frases memorables que, obviamente, el listo de Clint pone en boca de su personaje. Un veterano de guerra es más proclive a soltar perlas que un entrenador de boxeo.

En cuando al fondo...en las dos películas es el mismo: provocar la muerte está justificado si crees que ayudas a alguien. El camino que te lleva a esa conclusión pasa por a) un niño acosado o b) una joven postrada en la cama.

Lo lamentable es que la boxeadora aparece con el cuello roto muy pocos minutos de película y Clint, impaciente, quiere cerrar el chiringuito ya. Así que, antes de que captemos con todo su dramatismo la situación de la chica, él da carpetazo y desenchufa. Antes de que nosotros hayamos asumido como propio el sufrimiento de la boxeadora, él deja de ser nuestro guía en la presentación de la historia, y nos fuerza a tomar una decisión.

¿Desenchufarías?

Yo, no.

galleta de mantequilla dijo...

Aaron, sinceramente me ha gustado mucho, muchísimo. Pero tienes un error enorme sobre Dios: Éste es Bruce Springsteen, amigo mío. Igualmente, te felicito por tu escrito, es realmente bueno.
Lo malo de Clint es su forma de terminar las cosas… Yo no desenchufaría. Jamás se debe de aniquilar la vida. Esa es la mayor injusticia del siglo XXI. ¿Conciencias rectas? Están obsoletas.

V dijo...

Pues la de Gran Torino me gustó, francamente. Recuerdo que la ví en el cine y lo único que lamenté fue el doblaje infame de los personajes adolescentes.

La de Million, no la he visto, así que no puedo morder el anzuelo (jugoso y polémico) sobre la eutanasia sí/eutanasia no, de Hilary Swank.

Volviendo a G.T., en ella el personaje interpretado por el gran Clint, da su vida para salvar la del chaval chino. Creo que no es muy comparable el entregar tu propia vida para salvar a un indefenso (pregúntale a Dios o a su hijo a ver que opinan...) con la de provocar la muerte de una persona postrada en una silla de ruedas.

Y si esto no es así, que baje Nietzsche y lo vea!


LA FRASE:

" Con los cabrones como tú en Corea hacíamos parapetos de metro y medio. "

Alex dijo...

Es curioso que, al menos yo, cuando leo un libro con tramas y estructuras similares me doy cuenta relativamente rápido... mientras que en el caso de las películas me la meten doblada con estructuras similares y solamente sonrío, irónico y digo... "qué gran película". Que lo es.

Anónimo dijo...

Vamos a ver Aaron:

Eres un demagogo. En el cine no hay argumentos nuevos desde la época dorada del western.

Todo está ya inventado. Te reto a que me cites una sola película del circuito comercial y, si no es un remaque, te digo a que clásico copia el argumento. (No vale el cine guachupino que tanto te gusta ni el de arte y ensayo que no lo entiende ni su director).

Me acabas de tocar los huevos criticando así a uno de los grandes. No solo eso, el único de los grandes que representa al partido Republicano en Holliwood.

JEP

P.D.: Mucho ojito con "El hombre tranquilo"

Aaron dijo...

Clint Eastwood está sobrevalorado.

¿Qué te parece 'El ciempiés humano'?

Anónimo dijo...

Aaron:

Pensé que me ibas a contestar con una película de verdad, no con un enjendro que más parece un documental sobre la casquería que se vive en la matanza en los pueblos españoles en torno a San Martín.

Afortunadamente no me apasiona el cine de higadillos. Te dije que hablábamos de películas del circuito comercial, no de transfusiones.

JEP

Anónimo dijo...

quien es JEP?
Aaron, ayer vi una película buenísima: "Diario de la calle".

Natxo dijo...

Eastwood protagoniza y dirige "El Fuera de la Ley". Dicho esto, no caben críticas hacia el divino Clint.

Mahmud dijo...

JEP, desde mi más sincera y desnuda humildad, Qué ascendencia tiene "Inception"? Lo he estado pensando y me da la sensaciòn de que "El Origen", es bastante original. Aparte del repetido esquema de chico listo y sus amigos son buenos en lo que hacen, chico-listo y cia son contratados xa hacer algo, durante el encargo algo sale mal y parece muy jodida la situacion para que chico-listo se salve esta vez, peroooo...!!!! chico-listo lo consigue!!!!.....o no. Y aqui esta la originalidad real (aparte de que chico listo es muy weno en algo que ha alguien jamas se la habría ocurrido). Que ha ocurrido? Que coño ha ocurrido? Es un final abierto? Puede... Te sugieren algo...? del rollo ultimo fotograma de "Dos hombres y un destino"? Puede.... Lo que consiguen es relativizartelo absolutamente todo y el final es tuyo. Hay tantos finales como personas en el mundo. Cada uno tiene el suyo...
Y no tiene nada que ver con Matrix...

Mahmud dijo...

Y si te gustan los sueños, tambien tienes Inland Empire (cine independiente? Dirigida por David Lynch y con la participación de Jeremy Irons...coño, asi yo tambien te hago una peli que no sea de estudio que triunfe!). Es un remake de una pelicula polaca que se quedó a medias (según filmaffinity). Asi que tecnicamente es original (la pelicula polaca no se terminó) y del circuito... En cuanto al argumento...no creo que lo tenga.

PD: Perdón por el doble post.

Luis dijo...

Gañan una crítica rancia, corta y muy previsible. Aun así debo reconocer que has metido el dedo en llaga.
Estoy de acuerdo en que sus finales son precipitados, después de todo el tiempo que se toma para introducirte en la historia. Clint no es dios, como tu afirmas, es más, es un simple mortal pero con grandes pretensiones, intenta remover nuestras conciencias explicándonos conceptos tan claros como el derecho a la vida. Pretende cambiar nuestros puntos de vista, por eso hay que dejar las cosas claras. Clint es un sentimentaloide que sabe llegar hasta tu corazón, que no solo en estas dos películas calca el argumento sino en casi todas, pero no debemos dejar que nos ataque nuestra conciencia.

Aaron dijo...

Luis, la entrada no podía ser muy previsible si hace 7 días alababas mi visión y mi admitías no haberte dado cuenta de las similitudes entre ambas películas. ¡Casi tuve que suplicarte que no me besaras los pies!

Aclárate.

Anónimo dijo...

Parece que a Eastwood algo le remuerde la conciencia... sus viejos no son cascarrabias, estan atormentados por su pasado. Y no son idénticos, evolucionan: el primero ya esta condenado, por eso quita una vida, qué mas da, una mas a la lista. La amenaza de una muerte cercana no esta en MDB. En cambio en GT el viejo esta a punto de rendir cuentas, y lo sabe, por eso se prepara e intenta salvarse, dando su vida por otro. Sera que el pobre Clint ve acercarse el final...

Las dos peliculas me hicieron pasar un buen rato, pero estan sobrevaloradas gracias a ese truco barato de recurrir superficialmente a temas olvidados (los hmong, los irlandeses y el gaélico, y ultimamente el appartheid) para hacer sentirse al profano un poco menos ignorante ;)

Oriol dijo...

Chaval, desde que Clint se ha convertido en un venerable anciano, los papeles que se reserva son precisamente de eso, de abueletes.

Yo, a nivel personal, no veo muchas similitudes entre ambos abueletes (aprate del innegable parecido fisico, claro esta). El de Million es un abuelo (al que no le veo la amargura) que lucha contra lso topicos (si eres nena no boexeas), mientras que el otro es un abuelete que desprecia a su familia (no sin razon) y acaba viendose mas reflejado en el chavalillo chino que en sus propios nietos.

Y ambos son peliculones de culto. Esto es un dogma incluso para ti.

Ale!

Sergio Falcón dijo...

Buenisíma la crítica!!!!!!

no hace falta redactar más después de usar los propios argumentos de ambas películas!

Borjius dijo...

No he visto Gran Torino (ahora no ya no tiene sentido verla después de que me la hayas destripado :) ) pero Million Dollar Baby sí, Invictus tmb, El Intercambio.... y me gusta mucho su forma de dirigir y de imprimir su carácter a la película!
Buena crítica :)