jueves, 13 de enero de 2011

Celda 211 (Daniel Monzón Jerez)


Aarón, amiguitos, no siempre lleva la razón. Cuando elige a la becaria tailandesa, de cara aniñada y esbeltas piernas, en vez de a la quincuagenaria veterana y con arrugas, Aarón NO se equivoca. Sus errores son más del tipo 'No debería ver esta película, pero la veré', o a la inversa. Y, a veces, hay sorpresas, alegrías, como encontrarse unas braguitas colgando del pomo de la puerta de tu habitación.

Eso mismo me ocurrió con Celda 211. Sí, es española. Otrosí, eso debería haberme bastado para no verla. Pero haciendo gala de un brutal aperturismo mental (y una inconsciencia rayana en lo mongoloide), pulsé trémulamente el play.

El protagonista, Alberto Ammann, es un tipo al que en la cárcel, donde entra como funcionario y (spoil) sale como cadáver, le apodan Calzones, alias que podría reproducirse en la mayoría de mis amigos (¡Hola a todos, bragas!).

Calzones se hace colega de Malamadre, oséase, Luis Tosar con más cejas que nunca y una paranoia esquizoide que le empuja a amenazar con partir el alma a todo aquel que se le enfrenta. Tosar, así, agresivo, me gusta, como en Te doy mis ojos. De esto saco en limpio que: todos los malos deberían tener cejas espesas y estar medio calvos: sería más fácil odiarles.

La escenografía de Celda 211 es sencilla, la cámara no sale de la cárcel más que durante unos minutos de flashback. Sin embargo, esta sencillez pasa la prueba y el espectador no necesita más localizaciones que lo puedan distraer de la trama: el motín con Calzones en medio. La sobriedad compensa a nivel artístico y económico: 3,5 millones de euros invertidos, y casi 13 de recaudación.

Lo mejor de la película es que empieza fuerte y mantiene esa fuerza hasta el final, controlando los tempos. No sé qué coño significa tempos, pero suena muy cool. Los actores, empezando por Ammann y terminando en el enano de coeficiente mental 48, convencen por su implicación. Tanto, que casi creo que los actores secundarios, los presos que en toda toma salen de fondo, son presos de verdad. Sino, con esas caras grotescas, feas, lo sentiría por ellos. El mundo más allá de los barrotes también es cruel, a su manera.

Me voy por los cerros de Úbeda, magnífica ciudad donde las haya con la plaza Vázquez de Molina Patrimonio de la Humanidad. En fin, que videeis Celda 211 si no lo habéis hecho ya, y si sí, alabadme un poquito en los comentarios.



El caballero mongolide de CM 48

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Cine español decente? Sin historias de la guerra civil dónde la república es el paraíso y los nacionales más psicópatas y racistas que Hitler y Stalin juntos?
Uau!
La veré, la veré

PD: Totalmente de acuerdo en que los malos deberían tener siempre cejas gordas y ser calvos. Aunque a Luís Tosar ya le puedes poner la barba del Rey León que seguiría dando así como mal rollo...

galleta de mantequilla dijo...

El cine español apesta, pero de vez en cuando te encuentras con perlas como esta.
Normalmente, como dice el que comenta con nombre raro, son films de memoria histórica, donde el apresado es el republicano y su sufrimiento marca las pautas de una vida giliprogre. Esta ideología es la que luego alaban Bardems y compañía. ¡Buaj! Y al resto, que les den.

Aarón, puede que la sencillez de esta película sea la gracia de su éxito. Nada de polvos sucios y sudorosos, de recuerdos de villanos, de bandos en guerra. Lo que se cuentan son historias de pequeños héroes. La Loli y el Mikel creo que deben pasar a mejor vida dentro del cine español.

Buena crítica, amigo.

Oriol dijo...

Todo y que disiento de la opinion mayoritaria hasta el momento acerca del cine español (no me gusta todo pero hay mucha cosas que si), coincido del todo en la critica de esta pelicula, sin duda, una de las mejores que ha deparado la industria cinematografica por estos lares:

-> Tosar esta inmenso como siempre (aunque da mas miedo por las cejas que por la calva... los calvos somos tope de buenos e inofensivos)

-> El resto del elenco esta mas que a la altura.

-> La historia es tensa, brutal, violenta, te agarra desde el sorprendente principio y las casi dos horas que dura se pasan volando.

Sigue viendo buen cine, chaval!

upnanntt0809primaria dijo...

Al fin una crítica con la uqe estoy de acuerdo!!!
Yo no voy mucho al cine y menos aún cuando hay una española de por medio, pero cuando una pelicula lo merece hay que gastarse el dinerillo e ir a verla. Y es lo que a mi me paso con esta.
Como bien dices tu el principio es brutal, pero te prepara perfectamente para el resto de la película y lo hace estupendamente.
No tengo nada que objetar ya que tanto el guión, escenario,los actores... hacen que el conjunto final sea sublime.
SÍ POR ESTE TIPO DE CINE ESPAÑOL!!!

P.d: Bien dicho Oriol

Roger dijo...

Estimado Aarón,
Reconozco mi prejuicio a ver una película española,pero por ver la escena de la becaria tailandesa, someteré a la razón y la experiencia que me aconsejan lo contrario.
Por cierto, parece que tu crírica ha amansado a las fieras...

Pentesilea!
Galleta de Mantequilla!
Oriol!
JEP!

DESPERTA FERRO!!

Pentesilea dijo...

Poco queda por decir después de lo que han dicho los comentariastas. Increíble película, actores, escena y un largo etc.
Fué todo un chasco cuando "Todo sobre la lluvia" le ganó en la carrera hacia los Oscar. Aunque aún no la he visto el tema "promete"; abusos espeñoles sobre los pobres indígenas. Otra que reabre viejas heridas. Cómo no.

Como crítica constructiva Aarón decirte que pierdes bastante cuando escribes en positivo. Parece que sólo la ira saca a relucir tu verdadero encanto como escritor.

galleta de mantequilla dijo...

Pentesilea, creo que Aarón escribe en positivo para luego acuchillar al despistado. No guardes tu pluma que en el próximo post a bien seguro que habrá ira, como bien dices, y tendrás que responder.
"Todo sobre la lluvia" tampoco la he visto. Este tipo de películas-denuncia, aborrecen.

Sinretorno dijo...

No he visto la peli. El cine español comienza a ser mejor cuando es muy español de los 50 y 60 o cuando, con menos medios imita al amricano o comercial. Los problemas carcelarios siempre tienen éxito. Y en españa tenemos muy buenos actores, Tosar lo es.Qué me dice del método Gronholm o algo así? Unos tipos a cuchilladas por un puesto de trabajo, me encantó y que medice de glengarry glennroses o algo así.??A mí no me contesta nunca, aquí.

upnanntt0809primaria dijo...

Por una vez que escribe algo positivo,alabemosle. Luego ya le criticaremos, maxacaremos... con nuestra increíble crítica mordaz.

Aaron dijo...

Como bien dice Sinretorno, El método (Grönholm) es otra película que merece la pena ver. Aunque no sé si llamarla española siendo su director y la mitad de los actores argentinos de pura cepa. Seguramente por eso es buena.

Comentaristas varios: no todo debe ser despedazar películas. Ya sabéis: 'Al César lo que es del César'.

Anónimo dijo...

Yo creo que Aarón es cejudo y calvo. Probablemente se pareza a Luis Tosar, de ahí la S.M. que le hace. Otra posibilidad es que tengan un affaire y JEP les presentara, que vi una foto suya en cinemanía una fiesta con Tosar y Pilar Bardem. Puajjjjjjjjjj

Sinretorno dijo...

Y de glenngarry glennroses queé????, yo he visto mucho cine bueno. Gattaca, doce monos, la Isla.Más comentarios que se va a helar el post y usted más posts, que se congela el blog.

Borjius dijo...

Me pone de mala leche la típica frase hecha que soltáis todos (o casi todos): "vamos al cine a ver "XX", te vienes?" "XX? es española? ni de coña"

España produce pocas películas al año (tenemos poco presupuesto) y de las que produce, muchas son una puta mierda (spanish movie, campamento flippy,etc...) y otras son geniales (celda 211, balada triste de trompeta, abre los ojos, los otros...) La gente tiene un prejuicio enorme a ver pelis españolas...y es un gran error, aunque lo entiendo perfectamente. Celda 211 es un peliculón, hecha con mimo y con unos personajes muy interesantes. ^Por cierto, los presos son de verdad.
Por cierto 2, si tienes tiempo ve a ver "no controles", a priori puede parecerte una gran puta mierda pero es la mejor comedia española que he visto en mucho tiempo (mucha gente no la ha visto por aquello de "comedia? y española? ni de coña".

Un abrazor!

Tardà dijo...

Yo cuando hablo de cine español diferencio entre lo popularmente llamado "españoladas" y el resto.

Las españoladas, en fin, son una puta mierda. Pero como son una puta mierda progresistoide, hay que comérsela y llamarla chocolate. Incluye las de la eterna memória histórica en toda gama de rojos, las comedias "gamberras" de drogas y tetas interpretadas por jóvenes promesas del teleprompter, y las almodovarienses tipo travesti de Getafe sueña ser madre de alquiler para su abuelo paralítico y termina viviendo un idílico y transgresor triángulo amoroso con su hermanastra lesbiana y su gato persa eunuco.

El resto está bien,hay buenas películas españolas (por ejemplo Los sin nombre, Rec, el Bola, la misma celda 211 -completamente de acuerdo con la crítica,por cierto-, la reciente Balada triste de trompeta o incluso Pagafantas..) aunque son como negros del Bronx sin antecedentes: escasean y aunque te parezcan buenos tipos no puedes evitar temer que en cualquier momento te saquen la navaja.

Marsupial dijo...

La verdad es que esta pelicula me entusiasmo, no es de una calidad tecnica exquisita pero la historia te engancha desde el minuto uno y te mantiene en tension hasta el final.
Lo unico que le puedo reprochar, y sujeto a mi puto de vista, es que no queda muy claro el final. Tuve que verla una segunda vez para darme cuenta que el caco colombiano (alias bardem's brother) ha echo un trato con los policias a cambio de la vida de malamadre y bargas (... digo, calzones).
Pues eso, gran pelicula que sin duda estara entre las que hay que ver de vez en cuando.
Namarië