lunes, 18 de abril de 2011

Encontrarás dragones (Roland Joffé)


Un anónimo me ha dejado recientemente este mensaje en el blog:

Creo que Aaron nos está poniendo a prueba con esto de no escribir un nuevo post.
Debe tratarse de otro de sus jueguecitos morbosos.

Aaron, en el momento de abrir el blog contrajiste unas obligaciones con los lectores que ahora estás incumpliendo flagrantemente.

Me reconozco en esas palabras. Sospecho quien puede ser el descamisado que viene a exigirme a mi propia casa, pero me callaré su moruno nombre y entraré en materia.

Encontrarás dragones.

Qué título tan mentiroso, tan falaz. Tan fuera de lugar, coño.

Porque no sólo no hay dragones en la película, sino que excusan ese título con una frase que dice la niñera de Josemaría Escrivá, uno de los protas:

La vida está llena de dragones. Dragones interiores.

La frase no viene a cuento, la anciana niñera no aparece más que esos 20 segundos en los 120 minutos de la película. Aparece ella, suelta su frasecita, justifica el título aunque toda la estructura chirríe, y se va. Adiós, anciana, tome su dinero y compre pan para las palomas.

¿Veis ahora qué salchichero, qué gancho tan chusco? Ahí está, ensamblado como un pegote ajeno a todo, como la nueva nariz de Belén Esteban.

Bien, matizado esto, empecemos con la crítica.

Encontramos dos personajes principales, un santo y un pecador, lo típico, lugares comunes sin grises ni matices. Eso vende: lo simple, lo dicotómico. Joffé se pone catequético, se enfunda la sotana y nos suelta el discursito del bien y del mal, y nos lo tragamos todo (bueno, no todo, ya me entendéis).

Josemaría y Manolo son dos gladiadores en la arena y ambos luchan por ganarse el favor de la chusma.

Uno asume el rol de meapilas, de adicto al agua bendita y al cirio, de beatorro tontorrón. El otro el de cabronazo vengativo y huelebragas.

Pero la vida no es así, por mucho que lo diga Joffé, ese maniqueísta (recordad La misión).

No todo es esconderse en una casa y huir a través de las montañas hasta Andorra, en línea recta. A veces un santo tiene que coger la bayoneta y metérsela por el coño a la putita húngara, internacionalista ella, que castiga a los feligreses dándoles el tiro de gracia. Me jode tanto monaguillo santurrón, tanto trastabillar en la montaña mientras se reza el rosario, tanto perdonar a quien te rompe el culo.

Lo peor, amiguitos, es que parece no importarnos que nos tomen por gilipollas. Claro, como Joffé habla de un santo, pues nos callamos. El director británico se nos mea encima y decimos que llueve.

O que la orina es estéril y casi, casi aséptica y que, por tanto, la podemos beber.

¡No, gracias!

Yo me quedo con los personajes secundarios:

a) Oriol, el ácrata idealista. Pañuelo rojinegro al cuello y ametralladora en mano, Oriol es la imagen viva del héroe, del ciudadano ejemplar que se alza en armas cuando la injusticia lo devora todo a su alrededor. Él está dispuesto a derramar su sangre redentora por la salvación del pueblo llano. Un mártir. Y dice:

Los orondos obispos decían desde sus palacios que los mansos heredarían la tierra. Pero los mansos se cansaron de esperar”.

¡Olé!

b) Olga Kurylenko, la internacionalista húngara, con ese idealismo a prueba de balas, y esa carita de niña esadiense que te invita a casa después de pagarle un gintonic y el taxi.

No quiero despedirme señoras, sin ponerme a sus pies, y besarles las callosidades todas.

"Las jóvenes rojas
cada vez más hermosas."

17 comentarios:

JEP dijo...

Bueno, bueno, fraude bloguero.
Con todo lo que tenía criticable la película y te centras en tonterías.

A mi, ver a Escrivá tropezando mientras cruza los Pirineos, no me llama la atención. Me rechina más la internacional cantada por anarquistas y no por comunistas. Ni una referencia a las pugnas internas dentro del bando frentepopulistas.
Me joden más los típicos tópicos de los burgueses muy malos con el pueblo, que hasta se merecían las torturas de las Chekas.
Me crispa ver a los rojos buenos, como el capitan que esconde en el falso fondo al Santo y el revisor del metro que salva de los bolches a un curita joven.
Me hieren muchos fallos históricos, como los alemanes y los italianos reunidos con militares españoles antes del alzamiento.
Y lo que menos me gusta es el juego que hace el director identificando a la loca a la que violaron con la estatua de la Virgen en la iglesia destruida.

Pero con todo lo que tiene criticable, la película me gusta.
Me gusta porque es valiente: no había visto nunca el asesinato de un cura en plana calle y a la luz del día. No había visto nunca reflejado el miedo de una población ante el terror rojo. Ninguna cinta mostraba las catacumbas a las que se vieron obligados los cristianos durante el dominio rojo en Madrid. Me parece que es la primera película que en muchos años se ha permitido decir: ¡Ojo, que entre los fachas había buenos! y, lo que es más dificil escuchar en los tiempos de la memoria histórica: ¡Ojo, que entre los rojos había asesinos!
Por eso, fraude-bloguero, ya va siendo hora de que pienses antes de escribir. Casi era mejor que hubieras dejado el truño anterior. No hace falta que intentes cargarte cualquier película y a cualquier precio.

Anónimo dijo...

Me da una pereza tremenda ver este peli. Siempre me aburre la puñetera Guerra Civil y el toque tan partidista que le suele dar nuestro cine.. esta peli, al estar dirigida por un tipo con extranjero y con prestigio, pues igual es distinta y pasable, pero no me apatece verla hasta que la pongan un sábado noche del 2013 en la tele.
No opino si la peli es buena o mala, pero si de lo blandi blub que se está convirtiendo Aarón ultimamente. igual se cree que por escribir coño o meada es el nuevo Bulowski.. ¡¡¡ Pues no, Aaron !!! Eres un floripondio y un julai. Como se toca un tema religioso reculas y te endulzas, aparcas tu agrsividad y pasas de beber vinazo de garrafa a un dulce moscatel. Muy mal Aaron, te dispersas, te vendes a tu manera de pensar y cambias, como el Madrid cuando juega con el BArça, que se acojona...
guillewhite

Aaron dijo...

No me aburráis con memeces mesetarias y piomoístas.

Guille White, ¿mucha resaca hoy?

Putos merengues.

Serafín dijo...

Vi la película el Sábado y no me gustó. La trama me pareció muy floja, el ritmo desesperante los personajes poco creibles, pero lo que me parece asquerosa es tu crítica. Es la primera vez que te leo y me has decepcionado por lo soez de tu vocabulario. Lo que haces es muy facil, jeje, muy tópico, criticar, cuatro comentarios subidos de tono y esperar el reconocimiento de los ignorantes. No cuela chavalote, cúrratelo mas o no pasaras de ser uno de esos críticos despreciables por su falta de criterio que lo único que saben hacer es "joder la marrana"

Proveedor dijo...

Hola Serafín, ¿tú follas?
Es que pareces muy enfadado, y no es eso, oye.
¿Quieres que te presente a unas amigas guarrillas que tengo?
No cobran nada, son simplemente guarrotas y tal, de esas que le gustan a JEP.
Bueno, ya dirás.
A Guille White no le avisaremos que es un poco rarillu.

Aaron dijo...

Serafín, botarate,

¿Te ofende que diga coño y prefieres que escriba vulva grasienta? ¿o mejor chichi?

En caso de a), mis bendiciones; si b), que la siga usted mamando.

Suyo,

A.

Anónimo dijo...

Oriol me recordó a ti, Aaron.

Fdo: Anómino 26 del anterior post.

Anónimo dijo...

Aaron, la pelicula no la he visto, pero tu crítica no tiene ni pies ni cabeza.

"Qué título tan mentiroso, tan falaz" pues a mí, me gusta, es original y una metáfora muy buena de la filosofía del club balaguer, conozco unos cuantos y se baten a capa y espada contra toda clase de dragones...


"La frase no viene a cuento, la anciana niñera no aparece más que esos 20 segundos en los 120 minutos de la película" mmm, argumento demoledor, estoy impresionada. Por seguir con el rollo religioso, hay una mujer que aparece en la biblia (773746 palabras) 4 veces, y sus intervenciones no llegan todas juntas a las 100 palabras, y a día de hoy tiene el record de estatuas levantadas en su nombre... te suena?

"Eso vende: lo simple" ah sí? vende? pues el otro día decían en el país que Torrente le había ganado a Josemari. ¿Qué cuentan en la razón?

"Me jode tanto monaguillo santurrón" mmm... y te gusta?

"tanto trastabillar en la montaña mientras se reza el rosario" es una peli cristiana, no sé si te has dado cuenta pero Jesús siempre se aparece a gente andando. Vete a dar un paseo a ver si se te iluminan las ideas.

"tanto perdonar a quien te rompe el culo" si no te gusta eso la solución es fácil: vete a ver una peli de talibanes, y luego revienta un tren o dos torres. repito: el tema es cristiano, o es que no lo has comprendido?

"Yo me quedo con los personajes secundarios" : si algún día supero la pereza que me da la guerra civil y el opus dei, y la veo, ya te contaré mi opinión. Mientras, tengo cosas mejores que hacer.


Buenas noches

Brenda

Jorge dijo...

Venía con la idea de comentar. Pero me temo que no entro en el estilo del blog/comentarios. Veo cierta fijación con forzar el lenguaje y con sexualizarlo todo, quizás intentando aparentar algo que uno no es, a ver quién es el más chulo escribiendo. Ojalá la próxima vez que pase este blog este pensado para algo más grande, porque tengo la sensación de que está pensado para cuatro colegas, no? Un abrazo Carlos,

Anónimo dijo...

Apreciado Aarón

Tu crítica me ha gustado mucho más que la película.

Es cierto, que ningún cristiano esta obligado a dar la vida por la fe católica, pues el catecismo de la iglesia así lo contempla.

Aunque la historía no engaña y sobreabundo la gracia después de una terrorífica guerra como fue la Santa Cruzada del 36 y digo Santa Cruzada pues el Santo Padre así la denomino, donde el sentimiento de odio a todo lo católico por parte del bando rojo, hizo que valientes martires murieran por esta santa causa y con el valor añadido de perdonar aquellas personas que no dudaban en tirarles un tiro en la nuca. Esta es la grandeza de estos grandes Santos, que gracias a Dios Benedicto XVI el año pasado beatifico a más de un centenar.

Yo me criado en un colegio de la obra, aunque no esto muy orgulloso de la huida del Santo, pues a mi me enseñaron que se debía de dar la cara y no disfrazar la realidad.

Estoy contigo Aarón, no sabes lo nervioso que me puso ver ese descafeinado catolicismo liberal.

Chemita dijo...

Brenda y Serafín se os ve el plumero!

Galleta dijo...

Vamos a ver, anónimo. Libertino gratuito... ¿Se puede saber de qué hablas? Me vas a decir que si te persiguen con pistolas para matarte, no solo por ser católico sino que por ser -para más inri- cura, ¿no vas a salir corriendo? ¿Que eso es ser cobarde? ¿Pero tú qué has aprendido en el colegio, chiquitín? No me vengas de ofendido por la huida del Santo y ten un poco más presente que no fueron ni Santas ni Cruzadas. (Mezclas churras con merinas) Que fue una puñetera guerra donde moría gente. Y que en cada bando había hombres y mujeres de medalla, católicos férreos, que daban su vida por los demás y por sus convicciones. Un ejemplo: Antonio Escobar Huerta. Fue un militar de alta graduación de la Guardia Civil, católico, que defendió, dando su vida, a la causa Republicana; que era la que legítimamente estaba en el poder. Otra cosa es que fueran mejores o peores para unos u otros, pero el caso es que este hombre, republicano católico, murió fusilado por los Nacionales, por ser rojo. Te digo esto para que tengas extremada prudencia a la hora de mezclar fe/religión con política y poder, porque es el mayor error de la historia. Y, por favor, no te creas que por ser católico eres peor o mejor persona que siendo ateo, y viceversa.
En cuanto a lo de dar la vida, te recuerdo que Cristo dijo que "no hay amor más grande que el que da la vida por los demás". No hace falta que esté en el Catecismo para que uno lo haga. Éste lo hizo.
Y por último, "descafeinado catolicismo liberal"...

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

Muñekita Cate dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine

serafin dijo...

Antes de todo, Chemita a que plumero te refieres???
Proveedor, si follo o no a ti no te tendría que importar y gracias por tus amigas guarrillas, la verdad es que no me interesan, intentalo con otro.
Aaron,tu principal argumento es empezar con "botarate" ??? que ocurrente, como se nota que usas el diccionario. Perdona, pero tu crítica me sigue pareciendo muy mala y tu vocabulario soez, vulgar,rebuscado y tópico, joe muy tópico, propio de un principiante, uno que se hace el duro siendo un aprendiz de "tocapelotas", sigue así que llegaras lejos, cubriendo los sucesos en un periodico regional por no decir pueblerino.

Sinretorno dijo...

Caro Aarón, esta peli la he visto cuatro veces por ahora, por motivos muy personales. Tu crítica es muy mala, mucho e inexacta, y no me mueve mi amor por Josemaría al decírtelo. Joffé se atreve a sacar por fin a curas perseguidos en el bando, mejor que zona,rojo y aparece en vivo el asesinato de uno de ellos. Hubo héroes en ambos bandos y vcanallas. La figura de Josemaría es atractiva, juvenil, amable, divertida, valiente y su Fe es gigante; amó la libertad siempre, aunque no coincidiese con su criterio y dijo que jamás halzáramos una cruz como venganza o recuerdo para condenar, pues la cruz no condena , perdona atodos los que quieren. La frase de los mansos no es de Oriol, aparece en off. EWl mensaje del perdón libera. Por cierto , te creía pelín más culto, los dragones , en el mundo anglosajón, son como el coco en españa: dificultades, miedos, situaCIONES INQUIETANTES DESCONOCIDAS. Te aconsejo que la veas otra vez y te enteres pelín más.- Quizás con la visión de la Kurylenko te perdiste el guión, la trama y el mensaje, majo.

Sinretorno dijo...

Escrivá perdíó 40 kilos durante la guerra. Su madre que no había visto en una año lo reconoció por la voz. El Paso de los Pirineos fue duro y está muy bien documentado. Escrivá tenía 35 años, pero no podía con su alma. La frase de Vargas en Pallerols es literal, cuando escrivá no quería seguir: " a usted lo llevamos vivo o muerto, Padre".