viernes, 19 de noviembre de 2010

Amélie (Jean-Pierre Jeunet)


Hoy, queridos amiguitos, voy a hablar de Amélie, esa película que todos hemos visto y que nos ha entusiasmado. El film que nos ha hecho sentir niños de nuevo, que nos ha invitado a bailar en la calle, a ayudar al prójimo y a empapelar nuestras paredes con Hello Kitties. Amélie ha inundado de acciones poéticas nuestra vida, ¡nos ha conmovido!, y nosotros le estamos agradecidos por ello. Tenemos una deuda con Audrey Tautou, la jovencita que imaginaba orgasmos ajenos y enamoraba a desconocidos idiotas.

Sí, amiguitos, le debemos mucho a Amélie.

Por favor... ¿creíais que iba en serio? ¿con un aborto como Amelie, donde lo único que se nos enseña es a tener pájaros en la cabeza y a trabajar en empleos como repartidor de comida?

¡Jajajaja! Debéis estar peor que yo.

Amélie es, digamoslo ya, basura. Podredumbre. Escoria.

Amélie, la niña que ya no quería ser una perdedora, despliega ante nosotros un teatro anímico de lo más inquietante, repleto de fantasías y chorraditas que como poco nos harían llamar corriendo al sanatorio más próximo para que le pusieran una camisa de fuerza.

Porque, y aquí viene la revelación, Amélie es una demente. Nadie en su sano juicio valoraría tan positivamente su vida por acariciar legumbres, ver la cara de la gente en el cine o romper con una cucharita el azúcar que recubre una crema catalana.

Crema catalana es lo que necesita esta niña. Pero ya. ¿Alguien dispuesto?

Yo, sobra decirlo, no me creo nada de lo que ocurre en los 122 minutos de película. Es dadaísmo en estado puro. La locura de una chica que recorre su barrio, el Montmartre y la Basílica del Sagrado Corazón de París. Hechos paranormales travestidos de inocencia y divertimento. ¿Quien da más?

En resumidas cuentas, Amélie es como para mear y no echar gota, pero no te aburre: a la película hay que reconocerle que entretiene. Pero yo busco algo más: que me excite.

Todos vemos ositos de peluche en las nubes

31 comentarios:

Borjius dijo...

joder, has maltratado otra de mis pelis favoritas... vaya despropósito de blog... sólo me ha gustado el primer párrafo.
El título original de la peli es "el fabuloso mundo de Amelie Poulin" (no sé francés y si se escribe así o no)... y la peli va de eso... de cómo las pequeñas cosas hacen feliz y fabuloso el mundo de Amelie.
Capullo :)

Anónimo dijo...

Aún me acuerdo de cuando la vimos juntos por primera vez y cada minuto que pasaba de la película nos dejaba más perplejos. La gota que colmó el vaso creo que fue el enano, no recuerdo muy bien. ¿En serio alguien se ha gastado dinero para hacer esta película? y lo que es peor, ¿en serio hay gente que ha pagado una entrada de cine por verla? al menos tu y yo no pagamos un duro por verla, ¿compramos la película? ahora que lo pienso, no sé qué es peor...
lo que no me puedes negar es que, por muy mala que sea la película, nos reímos como dos enanos viéndola

Anónimo dijo...

A veces los viernes Amelie va al cine

" Me gusta ver la cara mirar hacia atrás en la oscuridad y ver la cara de los espectadores También
me gusta descubrir los detalles que nadie más ve
En cambio odio las viejas películas cuando el que conduce nunca mira a la carretera."


Y A MI QUÉ ME IMPORTA!

Anónimo dijo...

cuando he salido con alguna mujer fan de amelie, me ha dado muy malos resultados...


atte d.

Oriol dijo...

2001: 5 nominaciones al Oscar, incluyendo película de habla no inglesa, guión y fotografía
2001: Nominada al Globo de Oro: Mejor película de habla no inglesa
2001: 2 premios BAFTA: Mejor guión original, diseño de producción. 9 nominaciones
2001: 4 premios Cesar: Mejor película, director, música, diseño de producción. 13 nominaciones
2001: Nominada al David de Donatello: Mejor película extranjera
2001: Festival de Toronto: Premio del Público

aaron: basura, podredumbre, escoria.

Coño, si es que pa una vez que ves CINE (con mayusculas), vas y no entiendes nada...

Mahmud dijo...

Aaron,

la película de Amelie me pareció singular en ciertos aspectos, pero sin ser la gran obra de esta decada. Vale...

Pero de ahi a enchufarle la crítica que le has metido hay un paso. O dos...

Lo más triste de todo esto es que te haya surgido un club de fans que te digan que si a todo sin un mínimo de puto sentido crítico. Es jodidamente triste. Y despues, los tres anónimos imbeciles se las darán de disconformes con el cine actual, la política, la sociedad, etc etc, bla-bla-BLA... Esto es jodidamente triste.

Anónimos!!! (que no Aaron) un misero argumento, aparte de borreguismo??(y los hay muchos...)

anaïsea dijo...

Esta película no tiene ningún problema, la tienen sus espectadores. Por una lado, hay quienes la han endiosado y la toman por una revelación y un modo de vida. Por otro, quienes esperaban ver una película a la vieja usanza, han encontrado fantasía y ternura y piensan: "mariconada".

Es una apología de la imaginación y del idealismo. Como (por si no lo sabías) hay quien no puede elegir el tipo de trabajo que tiene (porque no pudo permitirse unos estudios, o porque los tiene pero su familia viene de un medio más desfavorecido y no puede tirar de enchufe, o porque prefirió estudiar lo que le gustaba en lugar de lo más práctico -múltiples posibilidades-), esta película te dice que da igual que seas camarera, que hay pequeñas cosas más allá y, sobre todo, dentro de ti, que pueden hacer que tu vida sea fabulosa. Que puedes ser feliz a pesar de la mierda de sistema en la que estás inmerso, en el que parece que tienes que tener un trabajo prestigioso y una nómina regordeta para ser feliz.

Y por eso la película tiene un valor. Porque ofrece una esperanza a los que no lo hemos tenido tan fácil.

Por supuesto, también puedes encontrarte con la típica niña con su cámara de fotos de cuatro kilos (que no suele saber usar) que lo único que ha entendido es que fotografiar nubes mola en los ratos en los que no está mirándose en el espejo para retocarse el rímel.

Lo importante de la película no son las nubes, ni el enano, ni los orgasmos, ni el periplo por Montmartre. Lo importante es el mensaje de esperanza.

Y, lo siento, hace falta haber tenido que estar en situación de sacarse las castañas del fuego en la vida amén de cierta sensibilidad para entender eso.

Tardà dijo...

Uff esta peli me sulfura más que una adúltera a un ayatolah. Menuda sarta de pastelosidades y gilipolleces por minuto.. “Uuuh, tiro piedras en el río al atardeceer, soy suuper soñadora y romántica, veo peluchees en las nubes.” zum zum,zum zum. Por favor.. si es un jodido anuncio de compresas de 2 horas! Y encima francesa.
Y el personaje? Demente es la palabra perfecta: de niña se excita cuando la toca su padre (apunta maneras la chiquilla), su madre muere aplastada por un suicida y en vez de llevarla a un psicólogo a suavizar el trauma se pasa encerrada en casa 20 años con un padre antisocial y gnomofilico…Normal que salga tarada y le den esos ramalazos de voyeur con tintes psicóticos, colándose en casas ajenas para dar lecciones desde su superioridad moral. Ah no, que es “suuper imaginativaa”. Y una mierda, lo que es es esquizofrénica perdida, y disfrutaría lobotomizándola si no fuera porque la única diferencia advertible serian las babas.
Pero lo peor es el daño irreparable que ha causado a la sociedad. Y no me refiero a los incontables diabéticos muertos de un subidon de azúcar, sino a todas esas modernas con el síndrome de Amelie que toman te y van en bici y hacen fotos a las hojas de otoño sin darse cuenta que sin banda sonora de fondo queda aún más patética la pose naif y flower power a jornada completa. Porque es una maldita pose,nada más. Que muchas pueden llenarse la boca de romanticismo por el día y de rabos por la noche. Y tragarse la mezcla con crema catalana.

PD. Oriol: ¿de verdad tu mej..unico argumento son lo prem..nominaciones que ha recibido??
Anaïsea, que si, que el mensaje es precioso: Para qué luchar por mejorar las cosas si puedes sentirte vivo rozando lechugas? La vida es maravillosa! seamos todos felices y amémonos en armonía cogidos de la mano en un campo de amapolas! Venga ya..el optimismo sin realismo se vuelve estupidez.

The Mancunian dijo...

La peli la empecé a ver y preferí los anuncios.

@ Tardà:

Simplemente BRILLANTE!!!!! jajaja


(Por Dios, que alguien le ponga un bozal a Mahmud.)

Max Cochise dijo...

Querido Aaron, creo que destrozas la película sin escrúpulos... y no es justo, amigo... es una película que habla con el subtexto... deberías volver a verla.

Aunque reconozco que me gusta tu forma de masacrar las películas... ¿cuándo te vemos en alguna revista importante de cine?... sigo esperando..

tu gran amigo,

Max Cochise

galleta de mantequilla dijo...

No he visto la película, así que no puedo opinar. pero por lo que veo, hay algunos que se han tocado viéndola y otros que han vomitado... Para gustos los colores, los olores y las películas.

Anónimo dijo...

Amélie es una película infumable. Es de las pocas veces que he dejado un film a la mitad... Lástima que Audrey Tautou se diera a conocer mundialmente con este estropicio...

Anónimo dijo...

Por cierto, Mahmud ¿conoces realmente al blogero?
Yo sí, y es una de las personas con más criterio que conozco... Te pediría, por favor, que antes de emitir ese tipo de juicios pienses un par de veces lo que escribes!!!

mahmud dijo...

Fátima, claro que sé quien es el bloguero! Y tambien sé quien eres tú! Preguntale a C...jajaja

Azme caso cuando te digo que pienso dos veces antes de poner cada palabra; y aplicate el cuento con mi anterior comentario, que es muy sano tener criterio propio, por muy bueno que te parezca el ajeno...

mahmud dijo...

Ah!! Y Audrey Tautou sólo ha hecho mierda (Coco Chanel...?? EL CODIGO DA VINCI...?? Como para suicidarse vamos...), aparte de Amelie, que no es una gran película, pero no está mal...

galleta de mantequilla dijo...

¿AZME no va con hache por ser de hacer? Puede que tengas que pensar no dos, sino tres veces antes de escribir.
A parte de este pequeño e insignificante error, cuánta razón tienes, Mahmud. Audrey es peste.

mahmud dijo...

Peccata minuta. Galleta de mantequilla, no seas mamón... aunque gracias.

JEP dijo...

Queridos amigos:

Ameli= CACA, pero así con mayúsculas. No puedo entender cómo esa película protagonizada por una subnormal con tintes románticos y más fea que pegarle a un padre, haya tenido éxito y se le hayan concedido premios.

Por otro lado: Aaron, ¿cómo puedes perder el tiempo con estos subproductos y no te animas con lo que tienes pendiente? FRAUDE, que eres un FRAUDE (Sí, también con mayúsculas)

Anónimo dijo...

Yo no he dicho en ningún momento que Audrey Tautou fuera una gran actriz... Sólo he dicho que es una pena que los actores se den a conocer con pelis mierda como ésa...
Mahmud, tranquilo, se lo preguntaré... me has dejado con la intriga, jajajaja.

Aaron dijo...

Suscribo íntegramente el pertinente y acertadísimo comentario de Tardà.

Mahmud, creo que Largo domingo de noviazgo es una buena película, y tiene como protagonista -que lo borda- a Audrey Tautou. Te la recomiendo.

A todos: gracias por seguir el blog y comentar. Sé que mosquea que destripen una película que nos ha gustado; pero debéis admitir que en este caso era de justicia.

Pentesilea dijo...

Una personalidad imposible; infantil, dulce, delincuente y semi erótica. Nunca me la creí y por eso no me gustó.
Hubiera sido mejor otra actriz para el papel; una dulce niña seductora y atractiva en la que resultara mas creíble aquello de imaginar orgasmos o allanar casas.

Aaron dijo...

¡Pentesilea, la reina amazona! ¡Qué sorpresa!

Anónimo dijo...

"Amelie" sufre una inocencia crónica que sólo le juega malas pasadas, conduciéndola a actuar de forma impulsiva. No piensa, no actúa, únicamente reacciona sin reflexionar y de manera espontánea ante los eventos que le suceden a lo largo del filme. Esta forma de actuar en “psicología de salón” recibe el nombre de “acting out”, una manera de manifestar la ansiedad reprimida en reacción.

En cambio, otras veces, se refugia en su mundo de fantasía (hecho que la paraliza y le retrocede a su infancia). Evita exponerse a la realidad porque le provoca ansiedad y se siente indefensa.

A la pobre le faltan recursos para saltar al ruedo de la vida en toda su plenitud. Tiene dificultades en el área emocional, donde aparecen sentimientos ambivalentes, como el amor-odio, hacia las figuras masculinas que idealiza en su mundo interior y que no hay ningún tipo de conexión con el exterior.

No la recomiendo ver si uno está deprimido o angustiado,puede acabar peor o intentar dibujar un mundo pararelo totalmente idiota y carente de significado.

Anónimo dijo...

Amelie sufre una inocencia crónica que sólo le juega malas pasadas, conduciéndola a actuar de forma impulsiva. No piensa, no actúa, únicamente reacciona sin reflexionar y de manera espontánea ante los eventos que le suceden a lo largo del filme. Esta forma de actuar en “psicología de salón” recibe el nombre de “acting out”, una manera de manifestar la ansiedad reprimida en reacción.

En cambio, otras veces, se refugia en su mundo de fantasía (hecho que la paraliza y le retrocede a su infancia). Evita exponerse a la realidad porque le provoca ansiedad y se siente indefensa.

A la pobre le faltan recursos para saltar al ruedo de la vida en toda su plenitud. Tiene dificultades en el área emocional, donde aparecen sentimientos ambivalentes, como el amor-odio, hacia las figuras masculinas que idealiza en su mundo interior y que no hay ningún tipo de conexión con el exterior.

No la recomiendo ver si uno está deprimido o angustiado, porque puede acabar peor de lo que está o dibujando un mundo paralelo idiota y carente de sentido donde de repente se puede descubrir un día hablándole a las plantas o fotografiando las nubes…

V dijo...

Reina amazona.... en que sentido, pícaro Aaron????????

Jarita dijo...

Audrey Tatou parece haberse fumado algo durante toda su infancia, adolescencia y vida en general...
Trama completamente soporífera y sin sentido.
Para terminar algo bueno, el cameo de Jamel Debouze, gran cómico francés.
Jara dixit ;)

Mr.Darcy dijo...

A la pobre Amelie Su inocencia le juega malas pasadas, haciéndole actuar de forma impulsiva, no piensa, no pasa a la acción, únicamente reacciona ante los eventos que aparecen de forma espontánea a lo largo del filme. Esta forma de actuar recibe en psicología de salón el nombre de “acting out”, forma de manifestar la ansiedad reprimida en reacción y en cambio otras, se refugia en el mundo de la fantasía, hecho que la paraliza, y la retrocede a su cruel infancia. Usando en este caso el mecanismo de defensa de la “evitación”, evita exponerse a la realidad porque le provoca ansiedad y se siente indefensa. Le faltan recursos para exponerse a la vida en toda su plenitud sobre todo tiene dificultades en el área emocional, donde aparecen sentimientos ambivalentes, amor-odio, hacia figuras masculinas que idealiza en su mundo interior con las que en su mundo exterior no tiene ningún tipo de conexión. ¿todavía queréis pareceros a Amelie?

Mr.Darcy

Pentesilea dijo...

En este blog teneis un Mr.Darcy y todo?!
Donde has estado todo este tiempo? Por mas que busco no encuentro a ninguno como tu...

Anónimo dijo...

imbécil

te has perdido lo mas importante de la pelicula: el homenaje a los parisinos olvidados:

-los inmigrantes afrancesados: el viejo al que Amelie entrega sus juguetes y se emociona, inmigrante probablemente argelino (creo que esa sutileza en la version espaniola no se ve)ha adoptado la cultura francesa y a cambio ha perdido un mundo (la riqueza de los inmigrantes en paris: la familia)

-los retrasados: te reto a recorrer paris y encontrar a un minusvalido (fisico o mental)... se esconden! por qué? por la crueldad francesa vis à vis de la diferencia (recuerdo: por razon de minusvalia o malformacion, en la patria igualitaria fraternal y libre, se puede abortar hasta el dia antes de dar a luz)
- los musicos del metro, que con los sintecho son los unicos parisinos que dan los buenos dias en el frio paris subterraneo, y digo los unicos porque son LOS UNICOS, no lo serian si les respondiese alguien
-los placeres simples de paris, lejos de los restaurantes, operas, museos y teatros, al alcance solo de una élite intelectual: tirar piedras en el canal de San Martin no es quizas lo mas comun, pero irse a jugar a la petanca a sus orillas, si, y bajar las sillas de la cocina para charlar con los vecinos, también, te lo dice una del barrio ;)

Irrealismo? por supuesto: el piso de amélie solo lo paga una camarera que haga horas extras de prostituta, y aun asi necesitaria ayudas de sarkonazi... pero te recuerdo que el filme trata de un mundo "fabuloso" que esta ahi pero no vemos...

Ultimo comentario: la banda sonora, que se ha salvado de tus criticas pero no ha merecido un comentario, es genial, te recomiendo explorar a yann tiersen que merece la pena.

Te perdono porque te respeto ...

Ceci
(desde point-à-pitre...)

Anónimo dijo...

K.O.!!

Aaron! rebate eso si puedes!!

carmen dijo...

Me parece de tu parte un comentario muy obtuzo, se ve que tu cerebro esta limitado en cuanto a la imaginacion con motivo de abrir paso a la alteridad.
Cada uno puede juzgar como quiera. Pero tú haz agredido a el modo en que trasmite su bondad.
Te ries incluso de que disfruta de cosas minimas como meter la mano en legumbres. ¿Cául es el problema? Muestra una forma de salir de la vida monotona, sin exigir nada extrambuotico. Quizas a ti te moleste porque no tienes la capacidad de disfrutar algo tan simple y necesitas algo muy creado para sobresalirte de tu estado de vida.
La pelicula para mi es mas que una pelicula. Te muestra como ayudar a las personas en cosas simples que luego terminan generando mas aspectos positivos en sus vidas. Como lo es cuando le habla tanto al ciego de lo que hay a su alrededor que el siente que ve.. algo que de por si no puede.

Así mismo le cambia la vida a una mujer solitaria que es infeliz a causa de los errores de su marido, que quizas muy arrepentido este y no pueda decirselo. O quizas no, pero ella simplemente le cambia la vida cambiando las palabras en la carta. ¿Para que dejar que una mujer de bien sufra, siendo esto radicado haciendole creer algo que en si ya no le cambia la vida a nadie. .. y solo a ella , si.. ¿Para que dejarla llorando por algo inecesario? Simplemente Amelie quiso devolver esa caja con motivo de recordar a la persona quien fue. Y en base a eso quien ha dejado de ser por cosas que no son tan importantes. Como el orgullo.

Amelie es así dado que su infancia fue diferente aislada. Y es así de imaginativa porque de pequeña fue lo que le permitio sobrevivir en esa vida tan introvertida.

Por eso me duele en el alma que hables así de esta pelicula y mas aun de Amelie.